Oda a la papa

Papa,
te llamas papa
y no patata,
no naciste castellana:
eres oscura como
nuestra piel…
 
 
…Profunda y suave eres,
pulpa pura,
purísima rosa blanca
enterrada,
floreces allá adentro,
en la tierra…
…enemiga del hambre,
en todas las naciones…
…tesoro interminable
de los pueblos…
 

(Fragmentos de Oda a la Papa,

Pablo Neruda , 1968)