Únicas en Europa

El aislamiento geográfico de las islas Canarias, lugar por el que penetró la patata hacia Europa, ha convertido a este archipiélago en la única zona europea donde hoy pueden encontrase “papas andinas”.

“”El canario conoce desde hace siglos la segmentación de usos” “La papa antigua de Canarias” será la primera en conseguir una DOP” ”

Se han contabilizado unas 46 variedades diferentes, de éstas unas 25 podrían corresponder a papas antiguas, entre las que destacan algunas patatas triploides, que sólo existen en los Andes y nunca han llegado a tierras europeas ni tampoco a los EEUU. Son las papas negras yema de huevo, amarillas por dentro y fáciles de pelar, se trata de una especie que sólo existe en los Andes y en Canarias, ya que el clima de nuestras islas se parece a la zona andina”.

 Además de las denominadas “papas negras” también se cultivan en Canarias las “papas bonitas”, de la subespecie andigena, patatas que en los Andes y que en lengua quechua, reciben un nombre similar. Concretamente, Icod el Alto, zona de “papas bonitas” fue el lugar de origen de penetración de las patatas hacia Europa en el siglo XVI. Las “papas bonitas” poseen aspectos muy diferentes: negras, blancas, coloradas, llagadas y ojos de perdiz.

Otro de los grupos interesantes son las “azucenas”, patata de un sabor exquisito. En las zonas altas de montaña existe una variedad que se llama “borralla” o “melonera”. Este tubérculo se caracteriza por su alto contenido en materia seca, pudiendo llegar a un 35% frente al 18% que poseen, por norma general, las patatas de la península. Esta peculiaridad hace que sean muy apreciadas culinariamente.

 Se calcula que en todo el archipiélago hay unas 1.100 hectáreas de patatas andinas, principalmente en la isla de Tenerife. 

Canarias es una zona con una gran cultura culinaria en patatas. “El canario conoce desde hace siglos lo que hoy en día se llama segmentación porque hace 300 o 400 años que se cultivan papas para una un tipo de consumo u otro. Son papas asociadas al uso, que se cocinan de forma diferenciada y que, hasta la actualidad, su destino final era el autoconsumo. No se debe olvidar la tradicional forma de cocinar las patatas que tienen los canarios, las papas arrugadas”.